Cuatro agentes trabajarán todos los viernes hasta el 13 de septiembre para garantizar la resolución y la prevención de los conflictos relacionados con las actividades de ocio nocturno

El viernes 14 de junio y hasta el 13 de septiembre, comienza el servicio de civismo en la playa, con el fin de reducir los efectos del ocio nocturno, mejorar la convivencia y descanso vecinal.

Los principales objetivos de este servicio son la reducción de residuos sólidos y de las molestias por ruidos. Para garantizar la resolución y la prevención de los conflictos relacionados con las actividades de ocio nocturno, se deben implementar una serie de medidas en coordinación con los diferentes agentes que intervienen en las actividades de ocio nocturno: servicios municipales, cuerpos de seguridad, responsables y empleados de locales de ocio, los vecinos y vecinas, las entidades y asociaciones vecinales y comerciantes.

Este equipo está compuesto por cuatro agentes que trabajarán los viernes entre las 22 y las 2 h, principalmente en el barrio Lluminetes, del vecindario de la Playa, y en el barrio de Can Bou, vecindario de la Olla del Rei.

El tipo de intervención, siempre desde la perspectiva de la convivencia y el civismo y mediante el diálogo con la población juvenil, dependerá de los grupos y las actividades de estos, irán desde la observación de las dinámicas grupales hasta la interacción en grupo.