La ocupación hotelera se situó en torno al 90%, y las actividades de animación turística y de ocio tuvieron una gran afluencia de público

La Mostra de Cuina, celebrada el pasado 28 de septiembre, puso punto y final a un verano en el que Castelldefels ha sido de nuevo uno de los referentes turísticos de Catalunya.

Aunque aún no se conocen los resultados de septiembre, ya se puede avanzar que la temporada turística en Castelldefels ha sido muy buena para los establecimientos turísticos de la ciudad. La ocupación de hoteles y apartamentos ha vuelto a rozar el lleno, situándose casi en el 90%. Por meses, en junio se registró una ocupación del 86,46%, en julio, del 88,92% y en agosto, del 87,53%.

Para los restaurantes de la ciudad también ha soplado el viento a favor este verano. Según el presidente del Gremio de Hostelería de Castelldefels y el Baix Llobregat, Manuel Ángel Ortiz«dentro del miedo que había ha sido una temporada positiva. Vivimos tiempos de cierta incertidumbre general, pero los hoteles y los restaurantes han estado llenos. Seguimos con el objetivo de que la hostelería en Castelldefels sea cada vez menos estacional, para trabajar los 365 días del año».

La importancia de que el turismo vaya bien no sólo es bueno para el sector sino también para el conjunto de la ciudad, puesto que su buena marcha repercute positivamente en el conjunto de la economía de la ciudad. Conviene destacar que 9 de cada 10 puestos de trabajo creados en Castelldefels está enmarcado en el sector servicios. El turismo genera un gasto directo de los turistas y visitantes de 200 millones de euros anuales. El impacto inducido de este dinero es de 600 millones de euros anuales.

Turismo deportivo y familiar

El Ayuntamiento ha seguido apostando, a través de iniciativas de promoción y dinamización, porque Castelldefels se reconozca en el exterior como un destino de turismo deportivo y familiar. Esta apuesta está dando resultados que se traducen no sólo en el numero de visitantes, sino también en la valoración que se hace de la ciudad como un destino con una alta calidad de vida y de oferta turística.

Por primera vez, se ha celebrado una fiesta de cierre de verano sobre la arena de la playa. El concierto de Mikel Erentxun a pocos metros del agua tuvo fue un considerable éxito de asistencia. Por ello, el Ayuntamiento pretende mantener esta iniciativa. Entre las actividades de ocio, el Cine entre Palmeras, los jueves, y las Noches entre Palmeras, los viernes y sábados, se han consolidado como citas lúdicas veraniegas en la playa, que se unen a las dos propuestas estrella del verano: la Fiesta Mayor y las Fiestas del Mar, que se han convertido en un referente lúdico metropolitano.

Turistas y excursionistas

Castelldefels cuenta con dos tipos de visitantes. Por un lado están los turistas, es decir aquellos visitantes que duermen en la ciudad (bien en algunos de los establecimientos turísticos, bien en casas de familiares o amigos).

Por otro lado, los denominados excursionistas, que son aquellos visitantes de un día, que vienen a Castelldefels atraídos por la playa, la oferta de restauración (restaurantes y chiringuitos), la oferta de actividades deportivas, de ocio o compras y espacios como el parque natural del Garraf.