El Pleno municipal aprueba este jueves un nuevo Plan para la regulación del uso de viviendas de uso turístico que limitará la concesión de licencias con el objetivo de frenar la subida desorbitada de los alquileres • El documento propone reducir a 40 las nuevas autorizaciones en la zona formada por Bellamar, Montemar y Can Roca, y congelar las concesiones en el resto del término municipal

El Pleno municipal de este 27 de febrero lleva a aprobación el Plan especial urbanístico para la regulación de la vivienda de uso turístico que contempla limitar la concesión de licencias con el objetivo de frenar la subida desorbitada de los alquileres. Actualmente existen en Castelldefels 347 viviendas de uso turístico (VUT) autorizados. El nuevo Plan contempla el incremento de sólo 40 viviendas más y exclusivamente en la zona de Bellamar, Montemar o Can Roca, y propone la congelación del número de VUT en el resto del municipio.

Mediante este Plan lo que se pretende es reordenar y regular la implantación en el municipio de las llamadas Viviendas de Uso Turístico con unos criterios concretos:

• Evitar la proliferación de VUT en zonas con potencial de desarrollo de vivienda habitual y en consecuencia vivienda asequible

• Permitir la ubicación limitada de VUT en aquellas zonas en las que no se convierta en un impacto en el tejido social, en el espacio público y en la convivencia vecinal

• Evitar una excesiva concentración de VUT para preservar el tejido urbano donde se implantan


La necesidad de este Plan y de esta regulación viene motivada debido al elevado número de viviendas de uso turístico que se han implantado en el municipio desde el año 2012, así como el incremento exponencial de las autorizaciones durante 2018. la proliferación de esta actividad económica vinculada a las viviendas de uso turístico suele generar conflictos de convivencia y la subida del precio de venta y alquiler.

Por ello, ante esta circunstancia, el 15 de junio de 2018 el Ayuntamiento acordó por unanimidad la suspensión de Comunicaciones Previas de viviendas de uso turístico con el fin de estudiar la situación y formular un Plan Especial Urbanístico de regulación de usos.

Ahora, este jueves 27 de febrero, el Pleno municipal aprueba este plan que pone el foco en garantizar la prevalencia del derecho a la vivienda, asegurar una convivencia adecuada entre los usos relacionados con las actividades económicas y los tejidos residenciales, conservar la calidad de el espacio público y garantizar el funcionamiento de los servicios públicos, conservar la convivencia vecinal y permitir un desarrollo económico sostenible y equilibrado.

Con estos objetivos el nuevo Plan propone dividir el municipio en 4 zonas con características similares y aplicar una regulación específica a cada una de ellas. Estas 4 zonas serían:

• ZE-1- El Centro, Muntanyeta, El Castillo-Pueblo Viejo, Can Vinader, Vista Alegre y los Canyars. (14 Viviendas de uso Turístico)

• ZE-2- Camino Real, Zona universitaria, Mar y sol, Can Bou,Granvia Mar y las Tiendas. (36 Viviendas de uso Turístico)

• ZE-3- La Pineda, Lluminetes, el Apeadero y el Poal. (239 Viviendas de uso Turístico)

• ZE-4- Bellamar, Montemar y Can Roca. (58 Viviendas de uso Turístico)