La Fiesta de Invierno del barrio de Castelldefels se consolida como una cita de referencia para toda la ciudad y también municipios vecinos
Ver fotogalería
La tradicional Calçotada de Lluminetes atrajo el pasado 7 de marzo más de 800 personas que decidieron disfrutar de la jornada propuesta por la asociación vecinal del barrio con el apoyo del Ayuntamiento de Castelldefels.

La jornada, concebida como fiesta de invierno del barrio, ha crecido durante los últimos años hasta consolidarse como una cita de referencia para toda la ciudad y también municipios vecinos. «Ha sido un éxito rotundo», afirma con satisfacción el presidente de la AVV Lluminetes, Sebastian Garcia.

La fiesta, como es habitual, se desarrolló en el paseo Garbí, 125, a la altura de la calle 7, en la zona de la playa, en el solar donde se ubica la sede de la asociación vecinal. El menú, a un precio de 8 euros, constaba de calçots con salsa romesco, rebanadas de pan de pueblo, alioli, patata, alcachofa, butifarra, bebida y postre.