Un nuevo Espacio Dunar dará a conocer el valor de este ecosistema con una museografía sostenible

Un nuevo Espacio Dunar dará a conocer el valor de este ecosistema con una museografía sostenible

Ubicado dentro de la Oficina de Turismo de la Playa, el nuevo espacio permite disfrutar del ecosistema dunar a través del cristal que separa las dunas reales • Se trata de un nuevo centro de interpretación con una museización del espacio moderna y avanzada centrada en vivir una experiencia activa, inmersiva y experimental

Con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía sobre la relevancia de tener un espacio dunar en Castelldefels y poner en valor este espacio litoral natural, ve la luz el proyecto del Nuevo Espacio Dunar, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Castelldefels, a fin de facilitar la comprensión y el funcionamiento del ecosistema (formación de las dunas, la flora y la fauna) y concienciar y poner de manifiesto el privilegio de disfrutar de un espacio como el ecosistema dunar destacando las amenazas y oportunidades.

Localizado dentro de la Oficina de Turismo de la Playa (Paseo Marítimo 155 interior, delante de la calle 10), el nuevo espacio permite disfrutar del ecosistema dunar a través del cristal que separa las dunas reales. Se trata de un nuevo centro de interpretación con una museización del espacio moderna y avanzada centrada en vivir una experiencia activa, inmersiva y experimental. En un futuro, el espacio desarrollará también diversas actividades lúdicas y didácticas.

El nuevo Espacio cuenta con varios elementos expositivos como una tabla dunar, un panel ondular, un arenal cinético de experimentación, una maqueta táctil y dos pantallas multimedia. Además, para la creación del nuevo espacio se han escogido materiales ecológicos (madera y materiales orgánicos) evitando materiales contaminantes o poco reciclables.

«En un contexto de cambio climático, debemos tener en cuenta el papel de protección que realizan las dunas ante episodios de temporales, protegiendo tanto a el frente marítimo como el paseo Marítimo, evitando que el temporal arrastre arena y minimizando los efectos del cambio climático», ha valorado la alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda, en el marco de una visita institucional al espacio realizada el pasado 18 de noviembre. «En este sentido, el espacio dunar es un punto necesario para la sensibilización entorno al cordón dunar que tenemos en Castelldefels. Debemos trabajar para la preservación y fomento de la biodiversidad, preservando la playa como medio natural, haciéndolo compatible con el resto de actividades que en ella se realizan».

Debido a la pandemia de Covid-19, no se puede realizar una presentación oficial del espacio a la ciudadanía. No obstante, el nuevo Espacio Dunar abrirá al público durante la Fiesta Mayor de Invierno, del 5 al 8 de diciembre, con un horario de visita de 10 a 14 y de 16.30 a 20 horas. Es necesario reservar al e-mail: turisme@castelldefels.org.

«Este nuevo espacio nos permite vivir como una auténtica experiencia el tesoro que es el ecosistema dunar de Castelldefels. Su propuesta de actividades lúdicas y didácticas permitirá que grandes y pequeños nos sensibilicemos con nuestro entorno natural para aprender a amarlo y cuidarlo», explica la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Rosa Pla«Con poco espacio se da mucha información de una manera muy viva. El diseño en sí mismo es una vivencia de las dunas. Desde dentro del espacio, sólo levantando la mirada, vemos las dunas de la playa. Su ubicación dentro de la propia Oficina de Turismo de la Playa deja muy clara la apuesta de este gobierno municipal por un turismo familiar y de calidad».

La playa de Castelldefels mantiene la distinción de la Q de Calidad Turística para 2021

La playa de Castelldefels mantiene la distinción de la Q de Calidad Turística para 2021

Una vez finalizada la auditoría de seguimiento correspondiente, el ICTE, el organismo que gestiona la concesión de este distintivo, aprueba su renovación para la playa de Castelldefels por la calidad de sus servicios

Castelldefels ha contado este año con las banderas Q de Calidad Turística 2020 que reconocen la mejora de los servicios que se prestan a los bañistas y turistas en los diferentes tramos de la playa del municipio (La Pineda, Lluminetes y Baixador), generando un valor añadido a su oferta turística. El distintivo se ha vuelto a sumar un verano más a otros sellos de calidad que ostenta la playa de Castelldefels como la Bandera Azul, Ecoplayas, la certificación ISO 9001 y Biosphere.

Ahora, una vez analizados los resultados de la auditoría que evalúa la calidad de los servicios que se prestan en la playa de Castelldefels, el ICTE ha anunciado que la playa de Castelldefels mantendrá el distintivo Q de Calidad Turística para 2021. La auditoría de seguimiento se realizó los días 29 y 30 de julio, en plena temporada de baño marcada por las medidas de prevención ante la COVID-19.

La bandera Q de Calidad Turística para el sector de playas es una norma que recoge los requisitos que debe cumplir una playa, referida tanto a los equipamientos de uso público, como a los procesos de prestación de servicio en la playa en limpieza, seguridad, salvamento, información…

El ICTE es una entidad de certificación de sistemas de calidad especialmente creados para empresas turísticas. Se trata de un organismo español, independiente, sin ánimo de lucro y reconocido en todo el ámbito nacional.

Castelldefels consiguió esta certificación en septiembre de 2007. La ciudad tiene implantado este sistema de gestión de la calidad en su playa. Este hecho conlleva una serie de ventajas como el control de la calidad de las instalaciones y servicios, el registro y control más activo de las reclamaciones sobre los servicios prestados y las actividades que se desarrollan y la obtención de un reconocimiento a nivel nacional e internacional.

¿Qué significa una bandera con la Q de Calidad Turística?

Las Banderas con Q de Calidad Turística en las playas son un símbolo de confianza que garantiza la gestión de las mismas por parte de los ayuntamientos responsables. El compromiso pasa por la mejora diaria para asegurar el disfrute de los usuarios en cuanto a limpieza, seguridad, vigilancia y respeto al medio ambiente.

¿Qué significa, pues, una bandera con la Q de Calidad? Que cada mañana, las playas estarán limpias; las papeleras, vaciadas; que la playa cuenta con avisos sobre el estado del mar; que hay socorristas cualificados para atender cualquier incidencia; que si hay zonas de riesgo o zonas de natación limitado, deberán estar señalizadas con boyas, etc. En definitiva, la bandera Q significa que el Ayuntamiento que gestiona la playa está completamente comprometido con la preservación medioambiental y se responsabiliza de que todo se haga de la mejor manera posible respetando dunas, fauna y flora. Asimismo, se vigila minuciosamente la seguridad alimentaria en los chiringuitos.

Un equipo humano ha posibilitado este verano la contención de contagios en la playa

Un equipo humano ha posibilitado este verano la contención de contagios en la playa

El Ayuntamiento de Castelldefels quiere expresar su reconocimiento a todo el personal que ha prestado servicio en la playa durante esta temporada de verano en el operativo que se dispuso para evitar aglomeraciones de visitantes y prevenir, así, contagios por la Covid- 19

El Ayuntamiento implementó a comienzos de este verano, con la colaboración de la empresa Tinkerers, Proactiva y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) un dispositivo humano que ha estado trabajando a lo largo de toda la temporada en la playa para controlar el aforo del espacio y el cumplimiento de la normativa sanitaria.
Un operativo humano diverso para alcanzar un objetivo común
 

  • Personal del Servicio de Vigilancia y Control de aforo en la playa. Estas personas han apoyado la Policía Local en cuanto a información de aforo y de los cortes y / o desvíos realizados en los accesos con ocupación elevada hacia accesos menos concurridos de la playa. Así se han realizado cortes / desvíos todos los fines de semana de julio y hasta el 16/08 principalmente en los accesos del Baixador y de la avenida dels Banys y en menor medida en los accesos de la C/11, plaza de las Palmeres y Parc de les Dunes, con un total de 15 cortes /desvíos.
  • Personal servicio de Salvamento y Socorrismo: Aparte de las tareas de salvamento y socorrismo en una temporada con mucha afluencia de usuarios, estas personas han realizado una labor de apoyo en la detección y vigilancia del mantenimiento de distancias de seguridad en coordinación con los demás servicios.
  • Personal Información de la Playa. Estos agentes han realizado tareas de control del mantenimiento y la limpieza de los equipamientos y mobiliario de la playa, fundamental para mantener unas buenas condiciones preventivas ante la COVID19.
  • El personal de la AMB ha realizado las tareas de limpieza y mantenimiento, incrementadas en muchos casos para mantener los niveles requeridos para la prevención de la COVID19.


Mantenidos durante todo el verano los niveles de ocupación requeridos
Según datos recogidos por la empresa Tinkerers la ocupación de la playa ha sido elevada sin superar los aforos permitidos. Los picos máximos de ocupación se registraron los fines de semana con una ocupación del orden de decenas de personas en los tramos de playa más tranquilos, y de cientos de personas en accesos como los de av. dels Banys, Baixados y pl. Palmeras, sobre todo los fines de semana del 18-19 de julio, el 01-02 de agosto y el 8-9 de agosto. El máximo de ocupación registrado se dio el sábado, 07/18/2020 a las 12h con 6.705 personas contabilizadas en la totalidad de la playa

ICFO y ACA desarrollarán un sistema de medida rápida de la calidad del agua de baño

ICFO y ACA desarrollarán un sistema de medida rápida de la calidad del agua de baño

El Institut de Ciències Fotòniques, con sede en Castelldefels, y la Agència Catalana de l’Aigua colaboran en un proyecto que quiere agilizar la forma como se mide la calidad del agua de baño • Se trata de desarrollar un nuevo sistema más rápido de medición que servirá para obtener resultados en unas tres horas, cuando ahora se tarda entre 24 y 48 horas • El objetivo es que esté operativo en el año 2023

El Institut de Ciències Fotòniques (ICFO), con sede en el Parc Mediterrani de la Tecnologia de Castelldefels, y la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) colaboran para desarrollar un sistema de medida rápida de la calidad de las aguas de baño. La ACA aportará 578.000 euros en tres años a este proyecto. El conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha presentado el acuerdo de colaboración este lunes 21 de septiembre en la sede del ICFO.

Durante la presentación, que ha servido para ver el prototipo de maquinaria con la que están trabajando los investigadores del ICFO, Calvet ha indicado que con este acuerdo «queremos incrementar la calidad de las aguas de baño yendo más allá del cumplimiento de la legislación, y mejorando el medio natural y la calidad de vida de las personas» y ha destacado la importante mejora que se ha producido en la calidad del agua de las playas en las últimas dos décadas en Catalunya, ya que en los años 90 del siglo XX «solamente el 24% de las playas tenían una agua excelente, mientras que hoy tenemos el 94%». A pesar de estos avances el conseller considera que cualquier mejora que se pueda hacer, como la propuesta por el ICFO, es buena, y ha defendido «la fiscalidad ambiental finalista, como el cánon del agua, que nos inventamos y que costó implementar, pero que nos ha permitido llegar donde estamos ahora» financiando proyectos como el que se ha presentado este lunes en nuestra ciudad.

Un proyecto a tres años vista

El proyecto en el que están trabajando los investigadores del ICFO pretende mejorar la toma de decisiones en la gestión de los episodios de contaminación en las playas y aguas de baño en general porque se podrá detectar de manera más rápida las posibles alteraciones de la calidad del agua en un plazo no superior a las tres horas, cuando con el sistema que se hace servir ahora los resultados se obtienen en un periodo de entre 24 y 48 horas. Otra de las ventajas es que las muestras se podrán tomar en lugares variables y no de una estación fija como se hace ahora y el control analítico se podrá hacer desde el mismo sitio donde se ha tomado la muestra, bien sea desde la playa, desde el coche o desde un laboratorio móvil. Todo ello permitirá tomar decisiones de forma más rápida.

El nuevo sistema detectará y monitorizará microorganismos no deseados en el agua como enterococos intestinales y escherichia coli (E.coli). Pero también se podrá detectar la presencia in situ y de forma inmediata, del fitoplancton que aparece de forma habitual en el verano en playas cerradas, con poco oleaje y con temperaturas elevadas. En la mayoría de los casos los episodios de fitoplancton no son nocivos para los bañistas y únicamente se nota en la diferente coloración del agua.

Si no hay ningún imprevisto, este nuevo sistema se podrá aplicar en el 2023. Castelldefels es uno de los municipios que se podrá beneficiar de él a la hora de disponer de resultados de forma más rápida sobre la calidad del agua de nuestras playas.

Unas 200 personas participaron el sábado en la recogida de residuos en la playa de Castelldefels

Unas 200 personas participaron el sábado en la recogida de residuos en la playa de Castelldefels

La iniciativa ciudadana, en el marco de la campaña Let ‘s Clean Up Europe, recogió el pasado 19 de septiembre 34 kg de plásticos, cigarrillos y otros restos • En el mismo contexto, la Jugateca Ambiental de la playa también desarrolló el domingo una acción de limpieza popular

Unas 200 personas acudieron a la llamada y participaron el pasado 19 de septiembre en la recogida de residuos en la plaza de la Iglesia organizada por Iniciativa Ciudadana WCUD-Castelldefels en el marco de la campaña internacional Let ‘s Clean Up Europe.

La acción se centró en la recogida de residuos como plásticos, cigarrillos y otros restos. Finalmente se recogieron 12 kg de cigarrillos, 10 kg de envases y 22 kg de otros restos

En el mismo contexto, la Jugateca Ambiental de la playa también desarrolló el pasado domingo, 20 de septiembre, una acción de limpieza popular de la playa, que contó con 11 participantes, dentro de su programación de temporada.