La playa del municipio ha acogido este 20 de mayo la presentación por parte de la AMB de la temporada Verano Metropolitano, en que se da el pistoletazo de salida oficial a la temporada de uso de los espacios públicos metropolitanos, y se presentan las novedades • Han intervenido, la alcaldesa de Castelldefels, Candela López, el gerente de la AMB, Ramon Torra, y el conocido meteorólogo Francesc Mauri

La playa de Castelldefels ha acogido este 20 de mayo la presentación de la temporada Verano Metropolitano, en que se da el pistoletazo de salida oficial a la temporada de uso de los espacios públicos metropolitanos, y se presentan las novedades. La AMB quiere potenciar, en todos sus servicios, las prácticas sostenibles, desde la gestión y uso de las playas hasta la movilidad, para hacer frente a un problema: la contaminación del aire de la metrópoli y los problemas de salud que cada año se desprenden entre los ciudadanos metropolitanos.

“Esta temporada 2016 es una temporada muy importante para las playas de Castelldefels. Estamos iniciando una nueva etapa en nuestra ciudad y la playa es un elemento primordial, es un polo de atracción turística y de dinamización económica para la ciudad. Pero también un espacio donde la gente vive, porque Castelldefels ha cambiado mucho durante los últimos años y lo que era antes una zona donde se venía a veranear ahora es una ciudad donde se vive todo el año”, afirmó la alcaldesa de Castelldefels, Candela López“Esto nos supone un gran reto al nuevo equipo de gobierno, un cambio de modelo de nuestras playas donde tenemos que encontrar el equilibrio entre la convivencia entre los vecinos y vecinas, entre un modelo de playa que sea sostenible, que sea respetable con el medio, y que también forme parte de esta ciudad de turismo que tenemos”.

Tercera fase del proyecto “Dunas Híbridas”

La playa de Castelldefels, al igual que las de Gavà y Viladecans, cuenta con la existencia de paisajes dunares. Estas formaciones son imprescindibles para mantener la biodiversidad de estos espacios, y, sobre todo, para asegurar su futuro, ya que suponen una defensa natural contra la pérdida de arena causada por los temporales y el cambio climático. Según las previsiones, en el año 2100 algunas de las playas metropolitanas podrían verse reducidas al 50%, lo que tendría efectos muy negativos, tanto para el medio ambiente como para la actividad económica de la zona.

La AMB ya se encuentra en la tercera fase de su proyecto “Dunas Híbridas”, que tiene como objetivo seguir reconstruyendo estas dunas y protegerlas, tanto de la acción humana como de las especies vegetales invasoras.

En esta línea han ido las últimas actuaciones: a principios de 2016, la AMB completó la retirada de más de 56.000 kg de especies como el agave y la uña de gato, actuando sobre una superficie de más de 180.000 m2 repartidos entre los municipios de Castelldefels, Gavà y Viladecans.

La AMB, como referente en la gestión de sistemas dunares, también organizará el próximo mes de diciembre el II Workshop Internacional de Gestión de Dunas Metropolitanas, con la asistencia de expertos procedentes de los Países Bajos, Reino Unido, e Italia, entre otros.

Por otra parte, en términos de gestión de playas, una de las novedades de este año es la implantación de la nueva señalización informativa, que sigue la línea visual de la que la AMB ya ha instalado en todos los parques metropolitanos. El objetivo que ésta esté presente en todos los municipios costeros del verano de 2017.

En verano, movilidad sostenible

Como institución con competencias sobre la movilidad, la AMB marca como prioridad fomentar el uso de medios de transporte que reduzcan drásticamente las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, una de las causas principales de enfermedades respiratorias entre los ciudadanos de la metrópoli.

Por este motivo, la AMB formalizará un convenio con la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que posibilitará la instalación de seis puntos de recarga para vehículos eléctricos, situados en las instalaciones de los medios de la CCMA, en Sant Joan Despí.

Con esta estrategia, la AMB busca actuar sobre los grandes centros de trabajo, que a menudo cuentan con una gran flota de vehículos, y por tanto son focos importantes de contaminación, para incentivar la movilidad eléctrica entre las plantillas de trabajadores, mejorando así la calidad del aire.

El AMB también sigue trabajando para que su oferta de transporte público permita a los ciudadanos moverse cómodamente entre los espacios públicos metropolitanos. Durante los meses de verano, se hace un refuerzo a las líneas de bus que van a las playas, con especial intensidad en las playas de Barcelona y del Baix Llobregat.

Otra de las grandes apuestas de la AMB para reducir emisiones de gases contaminantes y de efecto invernadero es la bicicleta, un medio de transporte ideal para acceder a estos entornos de manera sostenible. Conscientes de que, para que la bicicleta pueda convertirse en un medio de transporte verdaderamente cotidiano, hay que garantizar unas infraestructuras satisfactorias, cómodas y seguras, la AMB ha proyectado una potente red metropolitana interconectada de vías ciclables, que se prevé que esté lista antes de 2020, y que supere los 1.800 km de trazado ciclable.

Otra de las barreras que se están superando, gracias al sistema Bicibox, es la falta de un aparcamiento seguro para bicicletas. Actualmente, este servicio gratuito, diseñado para la AMB, llega ya a 18 municipios metropolitanos, y las playas de Castelldefels, Gavà, Viladecans y El Prat cuentan con estaciones para los usuarios del servicio, con un total de 56 plazas, cifra que seguirá en constante expansión.

También se han terminado de instalar los aparcabicicletas a pie de arena, diseñados por la AMB, con 400 plazas disponibles repartidos en todos los municipios costeros. A finales de año, esta cifra aún crecerá en un 50% más.