La playa es un lugar especial y, por ello, los residuos que se vierten allí son recogidos y gestionados de una manera especial

El Ayuntamiento de Castelldefels ha puesto en marcha para este verano la campaña “Gestión especial para un lugar especial” con el objetivo de sensibilizar sobre la recogida de residuos en la playa.

–Cómo se gestionan los residuos recogidos en la playa?

La playa es un lugar especial y, por ello, los residuos que se vierten allí son recogidos y gestionados de una manera especial. Hay dos tipos de puntos de vertido y recogida de residuos:

  • Los chiringuitos, donde los gestores deben separar los residuos en 4 fracciones:
  • Vidrio: en un contenedor específico
  • Materia orgánica: en un contenedor específico
  • Cartón o papel de grandes dimensiones: que deben doblar y atar, como en el servicio puerta a puerta que se hace a los establecimientos de la ciudad.
  • “Fracción inorgánica o seca”: en un contenedor específico. Esta fracción incluye tanto los envases ligeros, como el papel de pequeñas dimensiones y demás residuos

Este sistema de recogida se llama “residuo mínimo” y en la playa es viable debido a la tipología de residuos que se recoge. En las calles de la ciudad el sistema de gestión es el llamado “de cinco fracciones”.

  • Las papeleras azules de la arena, destinadas a bañistas y otros usuarios de la playa. Aquí los usuarios deben depositar los residuos sin seleccionar, todos juntos.

–¿Qué se hace de estos residuos sin separar?

Después de un análisis de la tipología de los residuos recogidos en las papeleras azules, se comprobó que la mayoría de estos se corresponden con los que se definen como “fracción inorgánica o seca”.

Por eso, estos residuos son llevados (como la “fracción inorgánica” de los chiringuitos) en la planta de selección de Molins de Rei, donde son separados para su posterior reciclaje de todos aquellos materiales recuperables.

–¿Por qué no hay más papeleras?

El servicio está dimensionado para ser sostenible: la mayoría de días de la semana, las papeleras de la playa son suficientes. Cuando se llenan, los usuarios depositan junto a la papelera bolsas con basura, pudiéndose generar durante unas horas una imagen que hace pensar que haya pocas papeleras en la arena.

Aumentar el número implicaría un incremento de vehículos pisando los pavimentos del paseo (delicados) y un gasto energético y económico insostenible, especialmente teniendo en cuenta que la mayoría de días las papeleras levantarían sin estar llenas.

–Reduzcamos y seamos responsables

Es necesario que todos los ciudadanos nos hacemos co-responsables del cuidado del medio ambiente. En materia de residuos esto implica hacer uso de las tres R:

  • Reducir – generamos menos residuos, consumimos sólo lo que sea necesario!
  • Reutilizar – aprovechamos al máximo la vida útil de los objetos!
  • Reciclar – cuando la vida útil llega a su fin, favorezcamos su reciclaje separando correctamente!