6.300 kilos de basura. Ésta es, según los datos aportados por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), la cantidad de basura que dejaron atrás las personas que celebraron la verbena de San Juan en la playa de Castelldefels. La cifra es sensiblemente inferior a la de 2017, cuando el dispositivo especial de limpieza recogió 8.500 kilos de basura.

El dispositivo de limpieza llegó a estar formado por unas 50 personas, 3 tractores con cribadora, 4 vehículos 4×4, 1 contenedor + 3 contenedores abiertos de refuerzo (2 en el Club Náutico, 1 en la Calle 11), y 1 camión compactador 4×4.

La disminución de los residuos en la arena se debe a que en general se registró menos afluencia que el año pasado, con concentraciones muy importantes de personas entre Estrella de Mar y Avenida de los Baños, entre República Argentina y la Calle de Perú y entre los calles de México y Colombia.

Desarrollo del servicio de limpieza

Coordinado por la AMB, el dispositivo especial de limpieza de la playa este San Juan 2018 comenzó con el cribado de la arena el domingo por la mañana, sobre las 6.40 horas, con el apoyo 2 quads y 8 agentes de la Policial Local. “En general la limpieza se hizo según la previsión”, aseguran desde la AMB.

Entre el Club Marítimo y la Avenida de los Baños, se movieron las tiendas de campaña y la gente que quedaba gracias al trabajo de la Policía Local. Esta zona quedó limpia hacia las 9.30 de la mañana.

De República Argentina hacia el sur prácticamente no se pudo entrar a limpiar con cribadora hasta pasadas las 10 h.

“El personal de la propios chiringuitos limpió correctamente su entorno”, destaca el informe metropolitano.

A partir de las 9 h se trajeron operarios del resto de municipios del sur, hasta sumar unas 50 personas para realizar la limpieza manual en las zonas más conflictivas que no se pudieron limpiar con anterioridad ni con cribadora. También se trajeron dos cribadoras más que ya habían terminado en Viladecans y Gavà para agilizar el trabajo.

Finalmente se finalizó la limpieza sobre las 11.30 h, en toda la anchura y longitud de las playas de Castelldefels, quedando pendientes las hogueras y las zonas de tiendas de campaña que continuaban desde la noche entre República Argentina y el límite de las tiendas de Sitges.

Durante el resto de la jornada se continuó afinando la limpieza. En la noche del día 24 un equipo especial se dedicó a retirar hogueras exclusivamente. A pesar de estar prohibidas, se apagaron/señalizaron un total de 105 hogueras, 100 menos que en 2017.

La noche del 24 al 25 se cribar toda la superficie de la playa.

Incidencias más importantes

  • Tramos de cuerda y palos de cierre de dunas quemados, señal de pluvial quemada
  • Travesaños de madera de las pasarelas arrancados y quemados
  • Bancos de poliéster con quemaduras importantes (se han de renovar)

Trabajos previos

  • Retirar el día 23 todas las redes de voley por cuestiones de seguridad
  • Retirar pasarelas enrollables en los puntos más conflictivos (Baixador  y Avenida dels Banys)