Se trata de ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) criados en cautividad • La suelta se ha hecho en la zona de la playa del Baixador con las máximas medidas de seguridad para evitar molestias a los animales durante su introducción en el medio marino

La playa de Castelldefels, concretamente la del Baixador, ha vivido este miércoles un hecho histórico: la liberación de 12 ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta) criados en cautividad. Recordemos que el año pasado se encontró un nido de esta especie en la playa de nuestra ciudad, de donde proceden estas tortugas.

La Fundació per a la Conservació i Recuperació d’Animals Marins (CRAM) ha sido la encargada de hacer la suelta de unos animales que han sido cuidados por parte de esta misma institución y que ahora han sido introducidos uno a uno en el medio marino.

El acto ha consistido en la liberación de las tortugas en dos grupos de 6 con cajas hasta pocos metros del agua, donde se han cogido a mano una a una y se han dejado ir en la arena (a unos 7 metros del mar) para que fuesen caminando hasta el agua.

La representación municipal la ha encabezado el alcalde accidental Jordi Maresma, acompañado por el concejal de Vía Pública y Mantenimiento, Fernando Cerpa, el conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, Damià Calvet, el presidente de la Fundació CRAM, Josep Lluís Pal, el Director general de Polítiques Ambientals i Medi Natural, Ferran Miralles, y la técnica del Servei de Fauna i Flora Aïda Tarragó, entre otros.

El alcalde accidental, Jordi Maresma, ha señalado que “la acción de hoy es un acto de esperanza y de vida que se abre camino. Para este equipo de gobierno, la playa también es un espacio natural que hay que preservar y donde han de tener cabida actividades deportivas, culturales y de ocio que sean compatibles. Por esto, impulsamos la restauración y conservación de la zona dunar y su centro de interpretación”. Maresma ha añadido que “coherentes con esta línea de trabajo, hemos reclamado a la ACA que ejecute las inversiones pendientes en colectores y en la bomba de impulsión y estamos atentos a las obras de mantenimiento del vertedero del Garraf, para evitar más vertidos de aguas sucias a mar”.

Por su parte, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha dicho que “estamos obligados a proteger la biodiversidad porque de todos los indicadores ambientales que hace años que seguimos en nuestro país es el que más nos preocupa ya que hemos ido hacia atrás. Este es el indicador que tiene más que ver con la actividad humana y por esto, desde el departament de Territori i Sostenibilitat, velamos especialmente por la protección de la biodiversidad en todas sus dimensiones”.

En la web del proyecto Caretta a la vista, se puede encontrar información sobre cómo actuar en caso de avistamiento de tortugas en la playa y otras informaciones al respecto.