Estos simulacros permiten valorar y mejorar la actuación de los socorristas ante las posibles emergencias que se encuentran en su trabajo en las playas • El operativo “se ha desarrollado de forma satisfactoria”

La Playa de Lluminetes ha acogido recientemente un simulacro de emergencia, habitual en el inicio de temporada alta, con el objetivo de evaluar los servicios de vigilancia y salvamento en las playas de Castelldefels. La concejala de Playas, Clara Quirante, ha asistido para observar in situ este operativo, que “se ha desarrollado de forma satisfactoria”.

El ejercicio ha consistido en la detección de dos personas con problemas para salir del agua, una a 30 metros del cruce y la segunda a 150 metros, una de ellas con problemas respiratorios graves debido a síntomas de ahogamiento. Han intervenido cinco socorristas, una moto acuática de rescate equipada con camilla, un quad de coordinación y una patrulla de la policía local.

Se han rescatado a las dos víctimas y a una de ellas ha sido necesario administrarle oxígeno y estabilizarla posteriormente. La atención sanitaria inmediata prestada por los socorristas se ha realizado de acuerdo con los nuevos protocolos de prevención de la Covid-19 y con los equipos de protección correspondientes.

Estos simulacros permiten valorar y mejorar la actuación de los socorristas ante las posibles emergencias que se encuentran en su trabajo en las playas. Concretamente, permiten poner en práctica, valorar y evaluar la capacidad de detección, reacción y respuesta, así como la coordinación ante una situación de emergencia. Además, gracias a las simulaciones se pueden conocer los procedimientos y protocolos de los socorristas, la distribución de responsabilidades y analizar el tiempo de respuesta de los recursos propios para obtener conclusiones que permitan la constante mejora de un servicio tan importante para la ciudad.