Las actividades han contado con más de 1.200 asistentes • Del 5 de julio al 27 de agosto, el equipamiento situado en el Parc del Mar ha vuelto a acercar la cultura a la playa • Bajo el lema “Un verano de fábulas”, el programa de actividades ha tenido como eje el 400 aniversario del nacimiento de Jean La Fontaine

La Biblioteca a la Platja Carme Romaní cerró sus puertas el pasado 27 de agosto. El equipamiento cultural situado en el Parque del Mar s/n estuvo abierto este verano desde el 5 de julio. Bajo el lema “Un verano de fábulas”, la Biblioplatja conmemoraba este año el 400 aniversario del nacimiento de Jean La Fontaine. Sus historias, con animales que toman vida y tienen sentimientos como las personas, han sido el eje de las actividades. La Carme Romaní contó con más de 2.600 visitantes (1.420 el mes de julio y 1.222 el mes de agosto).

En cuanto a los asistentes a las actividades, se situaron por encima de los 1.200: el mes de julio fueron 756 (406 niños y niñas y 350 adultos) y el mes de agosto 530 (282 niños y niñas y 248 adultos).

De lunes a viernes, de 17 a 20.30h, la Biblioteca a la Platja ha acercado una selección de novela, diarios y revistas, películas y libros para niñas y niños, que se podían llevar a casa o consultar allí mismo. Además, juegos de mesa y juegos de formato gigante (novedad de este año). Con actividades fijas como la Hora del Medio Ambiente, dedicadas al conocimiento del entorno natural y marino de la playa (más de 200 personas participaron). El equipamiento cultural estival ha seguido todos los protocolos y medidas de seguridad sanitaria para hacer frente al coronavirus.

Las actividades familiares sin inscripción previa, y aforo limitado, se hacían a las 19h. A pesar de ello, en algunos casos, se realizaba una sesión extra a las 18h.